Las 12 flores más raras del planeta

La naturaleza está llena de todo tipo de colores y formas sorprendentes. Dentro del reino de las plantas, existen miles de familias que han dado origen a un número todavía mayor de especies. Cada una de ellas tiene su propia forma y sus propias particularidades que las distingue de las demás.

Esto ha dado lugar a una infinidad de tipos diferentes de plantas y flores que, a priori, nos pueden parecer normales. Sin embargo, si nos fijamos bien, algunas de estas parecen estar imitando formas de animales y objetos que son ampliamente conocidas y por ello, llaman nuestra atención.

Algunas de ellas son más extrañas que otras, ya que mientras unas destacan por su perfección y simetría de sus flores, otras lo hacen por su tamaño, por su forma o por su color. Por ello, en este artículo te vamos a mostrar cuáles son las 12 flores más raras del planeta.

Orquídea cara de mono (Dracula simia)

Es un tipo de orquídea procedente del sureste de Ecuador que crece en los bosques tropicales más elevados del país y tiene una forma y colores muy peculiares. Cuando vemos su flor, inmediatamente pensamos en la cara de un mono. 

Y es que la similitud es sorprendente, ya que la forma y el color de los pétalos de la propia flor son muy similares a la cara de un mono. La incluimos en la lista no sólo por su forma, sino porque es extraña de encontrar, ya que para florecer en Ecuador, necesita estar a 2000 metros sobre el nivel del mar.

Orquídea hombre desnudo (Orchis anthropophora)

También conocida como la orquídea hombre, es originaria de Europa y del norte de África. Se caracteriza por la similitud de sus flores y sus pétalos con la silueta de un hombre desnudo. 

Es una planta que normalmente no supera los 60cm de altura, y sus flores suelen ser de color violeta, lila, blanco, verde o marrón. A simple vista parece una flor normal, pero si nos acercamos vemos que se puede reconocer en ellas una silueta humana, y por ello resulta curiosa y sorprendente. 

Orquídea bebé (Anguloa uniflora)

Se trata de una planta herbácea que prospera tanto en climas cálidos como en fríos. Es originaria de Sudamérica y es conocida por la curiosa forma de sus flores. Las mismas, en ciertas etapas de la floración pueden tener cierta similitud con bebés envueltos con una manta o en una cuna. 

Es una especie vegetal que consideramos rara no sólo por su forma, sino porque para que esta especie florezca, necesita estar situada en un lugar elevado sobre el nivel del mar, entre 1500 y 2500 metros de altura. 

Camelia japonica (Camellia japonica)

Se trata de una de las especies de Camellia más conocidas. Este tipo de flores crecen en un pequeño árbol o arbusto floral que es oriundo de Japón, Corea y China. 

Esta flor es conocida por la perfección, belleza y color de sus pétalos, que se disponen en perfecta simetría en forma de espiral. Por ello se considera una flor hipnótica que no puedes parar de mirar.

Este tipo de plantas producen estas extraordinarias flores únicamente durante los meses de invierno si se encuentran en una altitud superior a los 1000 metros de altura, por lo que, para que se desarrollen y puedas verlas, se deben cumplir una serie de condiciones muy específicas. 

Linterna china (Physalis alkekengi)

Se trata de una planta herbácea perenne que es originaria de las zonas cálidas de Europa, Asia y Sudamérica. Lo primero que nos llama la atención de este vegetal es la forma de sus flores, ya que tienen un parecido más que razonable con los famosos farolillos chinos. 

Las flores de la planta son de un color rojizo y anaranjado brillante y además produce unos frutos comestibles que tienen multitud de vitaminas entre las cuales se encuentran la A y la C.

Orquídea garza blanca (Habenaria radiata)

La Habenaria radiata es una especie de orquídea originaria de Corea y Japón que se caracteriza por producir unas flores de extraordinaria belleza. Estas son sorprendentemente similares a la forma de una garza blanca, con las alas abiertas.

Es una de las especies más hermosas y llamativas de todo el reino vegetal, ya que no cuesta en absoluto ver en ella la imagen de una garza en pleno vuelo. Pero su aspecto no es lo único que la convierte en una de las flores más raras del mundo, sino que, además, no es fácil de encontrar, ya que es muy delicada y suele crecer en zonas pantanosas. 

Aro gigante (Amorphophallus titanum)

También se conoce como bunga bangkai o “flor cadáver” y es originaria de las selvas tropicales de Sumatra (Indonesia). La consideramos en esta lista como una de las flores más raras del planeta por diversos motivos. En este caso, no destaca por su belleza, pero sí por su tamaño, ya que, con sus tres metros de altura es una de las flores más grandes del mundo, si no la que más. 

También destaca por lo extraño de su floración, porque sólo florece una vez cada diez años y, además desprende un olor nauseabundo similar al de la carne podrida que obliga a los visitantes a alejarse de ella. Es por eso por lo que se conoce con el sobrenombre de “la flor cadáver”. 

Parra de jade (Strongylodon macrobotrys)

Se conoce también como parra esmeralda o parra de jade turquesa. Pertenece a la familia de las plantas leguminosas y es originaria de los bosques de Filipinas. Es una planta enredadera perenne que puede alcanzar hasta los 18 metros de longitud.

Se caracteriza por producir unas flores de un llamativo color verde azulado que la convierte en una de las flores de aspecto más extraño y enigmático de todo el planeta. Pero las metemos en esta lista porque necesitan ser polinizadas por los murciélagos, lo que dificulta su reproducción y las convierte en un vegetal raro, escaso y preciado.  

Flor de Kadupul (Epiphyllum oxypetalum)

Conocida también con los nombres de “reina de medianoche” o “flor de luna”, es una planta de la familia Cactaceae originaria de Sudamérica, China y Japón que crece en bosques húmedos tropicales creciendo de forma epífita sobre los árboles. Esta planta produce una de las flores más raras y más caras de todo el planeta.

Esta rareza viene dada porque es extremadamente delicada, ya que no puede manipularse ni tocarse sin dañarla. Además, es una flor blanca que sólo florece por las noches y que, llegado el amanecer, se marchita. Por ello, se conoce con los sobrenombres de “reina de medianoche” o “flor de luna”. 

Flor de chocolate (Cosmos atrosanguineus)

Se considera una especie extinta originaria de México que fue recuperada mediante la clonación por medio de propagación vegetativa. Es una de las flores más raras del mundo debido a que todas las que existen actualmente son clones del último ejemplar vivo encontrado en México. 

Recibe el nombre de flor de chocolate porque, cuando se abre, desprende un agradable y dulce aroma que puede recordar al olor de la vainilla y del cacao. Además, el color rojo oscuro y amarronado de sus pétalos puede llegar a recordarnos al aspecto del chocolate.

Boca de dragón (Antirrhinum majus)

Es una planta perteneciente a la familia de las Scrophulariaceae y que es nativa del Mediterráneo y florece en multitud de territorios. Esta flor llama la atención no por su belleza, sino porque, cuando la flor muere, su semillero tiene un aspecto escalofriantemente similar al de un cráneo humano

Por ello, estas flores han dado origen a todo tipo de supersticiones y ritos a lo largo de la historia. Ya que se consideraba que las semillas de este vegetal tenía poderes mágicos debido a su forma. 

Flor bailarina (Impatiens bequaertii)

Para cerrar esta lista, diremos que la Impatiens bequaertii es una hierba anual o perenne que es oriunda de África, Europa, Asia y América del Norte. Se consideran como una de las flores más extremadamente raras del planeta ya que el aspecto de sus pétalos se asemeja al de unas bailarinas con falda y brazos levantados. 

Es una planta que requiere muchísima atención y cuidados específicos, en cuanto al riego, abono y exposición solar, ya que es muy delicada. De lo contrario, no podría crecer ni desarrollar sus famosas flores. 

Hasta aquí este artículo sobre las 12 flores más raras del planeta. Esperamos que este artículo te haya servido para descubrir algo nuevo y para saciar tu curiosidad respecto a estas pequeñas (y grandes) maravillas del mundo vegetal

Share
Pin
Tweet