7 plantas seguras para gatos

Tener una planta decorando una esquina o un mueble en el interior de tu hogar es algo muy habitual de ver en muchos hogares. Ahora bien, conocer las características de estos vegetales también es fundamental por varias razones.

Así pues, existen muchos tipos de plantas y arbustos que requieren unas condiciones para vivir y otros requieren otras. Entre estas, podemos destacar la humedad del ambiente, el tipo de sustrato, las horas de iluminación al día que requiere, ya sea directa o indirecta o, simplemente el rango de temperatura que es capaz de soportar.

Así, podremos elegir un determinado tipo de planta u otro dependiendo de las condiciones climáticas, de luz y humedad que tengamos en nuestro hogar. Ya que algunas de ellas debemos meterlas en casa durante los periodos que hace demasiado frío o demasiado calor para que puedan sobrevivir.

Así pues, también es necesario conocer las características de nuestras plantas, ya que algunas pueden ser tóxicas tanto para los seres humanos como para nuestras mascotas. Debido a ello, debemos extremar las precauciones al elegir un tipo de planta si tenemos niños o mascotas en el hogar. 

Por ejemplo, si hablamos de nuestros acompañantes felinos, los gatos, nos damos cuenta de que son animales de naturaleza muy curiosa. Así, necesitan recorrer todo nuestro hogar y conocer cada rincón del mismo y los objetos que hay en él. 

Es cierto que normalmente no suelen ingerir alimentos que no son comestibles, ya que son capaces de detectarlo con el olor. Pero, sin embargo, se han dado bastantes casos de intoxicaciones de gatos por masticar flores o plantas tóxicas. Esto se debe a que, cuando necesitan vomitar una bola de pelo, ingieren plantas que les inducen a hacerlo. 

Conociendo esta necesidad gatuna, y dado que no queremos provocar intoxicaciones que nos den un buen susto, en este artículo te presentamos 7 plantas seguras para gatos. 

Menta gatuna (Nepeta cataria)

Es una planta natural de Europa que produce una gran atracción para nuestros amigos felinos y suele tener un efecto relajante y catártico para los mismos. Esto se debe a que esta hierba segrega la nepetalactona que huele a menta y que actúa como si fuera una feromona del propio gato, generando una estimulación sensorial agradable. 

Así, el gato en cuestión, podrá olerlas, frotarse con ellas e incluso masticarlas sin peligro de sufrir una intoxicación, ya que, incluso la ingesta de grandes dosis de la misma es totalmente inocua. 

Calatea (Calathea ornata)

Todas las plantas de la especie calathea son famosas por su característico y vistoso follaje. Son originarias de América del sur, concretamente son oriundas de Colombia y Venezuela. Suelen crecer en bosques tropicales y ligeramente húmedos.

Se caracterizan por ser plantas herbáceas cuyas hojas pueden poseer un extraordinario colorido con alternancia de colores verdes, rosas y rojos. Sus tallos crecen directamente desde la tierra y se expanden alrededor. 

Como hemos dicho, es una planta tropical, por lo que crece a la sombra de otros árboles más grandes. Por ello, no es conveniente plantarlas donde reciben luz solar de manera directa, por lo que son ideales para plantarlas en el interior de nuestros hogares. Sobrevivirán sin problemas y aportarán un valor estético a cualquier mueble o rincón del mismo.

Además, aunque pueda parecer una planta muy exótica y hacernos pensar por su aspecto que puede ser tóxica, en realidad las calateas son inocuas. No suele desprender ningún olor que las haga atractivas para los gatos pero, si se les ocurre morderlas, no entrañan ningún peligro. 

Los Rosales 

Es una planta arbustiva ornamental de la familia de las rosáceas que son originarias de Asia. Se caracterizan por tener unos tallos espinosos que pueden llegar a ser leñosos y por las atractivas flores que producen, llamadas rosas. Estas pueden ser de muchos colores, desde el blanco al amarillo, hasta rosa, rojo e incluso casi negras.   

Son plantas que puedes plantar en el interior de tu hogar, ya que requieren climas templados y estar expuestas al sol directa o indirectamente durante al menos 6 horas al día. Tienen una fragancia muy reconocible y dulzona, por lo que muchos gatos se sienten atraídos por ellas e incluso las mordisquean. Pero no te preocupes, esta planta no es tóxica. 

La valeriana (Valeriana officinalis)

La valeriana es una planta herbácea perenne que pertenece a la familia Valerianaceae que es originaria de Europa y Asia. Son vegetales de tamaño reducido que se conocen por sus propiedades tranquilizantes y relajantes, por lo que se suele usar en forma de infusión para tratar problemas de insomnio o de estrés.

Suele crecer perfectamente tanto en el suelo como en maceta, por lo que no es un cultivo especialmente difícil de cuidar, aunque crece mejor en el exterior, en jardines y terrazas, ya que necesita recibir bastantes horas de sol. 

Además, es una planta segura para los felinos, ya que no es tóxica y produce en ellos un efecto muy parecido al de la catalea. Por eso, la pueden oler y mordisquear sin peligro alguno.

Malamadre (Chlorophytum comosum)

También conocida como lazo de amor, la malamadre es una planta herbácea perenne que suele crecer en Sudáfrica. Es muy reconocible debido a sus hojas largas y estrechas de gran tamaño. Estas son de color verde y tienen una larga línea blanquecina a lo largo del centro de toda la hoja. 

Su cultivo es sencillo, por lo que se considera una planta de interior bastante popular. Aunque prefiere climas templados, puede soportar altas temperaturas y heladas ligeras de hasta -2ºC. No soporta la incidencia directa de los rayos del sol sobre sus hojas, por lo que es conveniente plantarla en el interior, recibiendo luz indirecta cerca de una ventana, o en el exterior, en una zona de semisombra. 

Es una especie de planta que no resulta tóxica para gatos y animales en general. Al igual que la calatea, tampoco les resulta atractiva a los felinos, por lo que es raro que se froten con ella e incluso la muerdan. Pero, si esto llega a ocurrir, tampoco hay peligro de intoxicaciones. 

Areca (Dypsis lutescens)

También conocida como palma de frutos de oro o palma de bambú, la dypsis lutescens es una palmera tropical que procede de la isla de Madagascar. Esta se suele utilizar mucho en la decoración de interiores. 

Es una palmera que en campo abierto puede llegar a medir más de 10 metros de altura pero que, si la plantamos en una maceta, no crecerá más de dos metros. Se caracteriza por presentar unas hojas enormes que, en estado silvestre pueden llegar a alcanzar los dos metros de largo. 

La areca es una planta que suele crecer en ambientes tropicales, por lo que necesita una temperatura entre 18ºC y 25ºC para su correcto desarrollo. Además, aunque puede soportar la luz directa, crece mejor en ambientes de semisombra, donde no le da el sol de manera directa. 

Además, es totalmente inofensiva para los gatos, pese a su aspecto exótico. Por ello, es una buena idea elegir esta planta para la decoración de tu hogar, ya que, aunque tus gatos la muerdan, no habrá peligro alguno. 

Guzmania (Bromelia Guzmania)

Las guzmanias son plantas de la familia de las bromeliáceas que se consideran originarias de México, aunque crecen en algunas regiones tropicales de Centroamérica y Sudamérica, como, por ejemplo en Perú y Bolívia.

Se caracterizan por tener unas grandes y alargadas hojas de color verde brillante que crecen en torno al tallo central en forma de roseta. La flor que produce es muy similar a las hojas, aunque es de color naranja y rojo brillante. 

Al ser una planta que está habituada a los bosques tropicales, no requiere muchos cuidados como planta de interior. No soporta la luz directa de los rayos del sol, por lo que la deberás ubicar cerca de la luz de una ventana, esta deberá ser indirecta. Tampoco soporta las bajas temperaturas, por lo que es perfecta para ser plantada en el interior del hogar. 

Así pues, es una planta con un aspecto exótico y muy original que no supone ningún peligro, ya que no es tóxica. Es extraño que un gato se fije en ella, pero si esto llega a pasar y la muerde, no te preocupes, no pasa nada. 

En este artículo te hemos enseñado 7 plantas seguras para gatos. Ya que, cuando tenemos una mascota en casa, como pueden ser nuestros acompañantes felinos, queremos estar tranquilos. Así, si seleccionas una de ellas, tendrás una planta que aportará un gran valor decorativo a tu vivienda y además, podrás despreocuparte si tus mascotas las muerden, ya que ninguna de ellas resulta tóxica. 

Share
Pin
Tweet