Qué plantar en mayo

El mes de mayo suele ser un mes que tiende a ser más bien cálido, con un rango de temperaturas entre los 15 y los 22 grados. Además, se trata de un mes en el que la primavera sigue avanzando y algunos días pueden adelantar el verano. 

En este mes se hace muy patente en España que los días son cada vez más largos y las noches cada vez más cortas. Por ello, la temperatura va subiendo poco a poco. Aún así, pese a que los días suelen tender a ser cálidos, las noches tienden a ser ser todavía frescas, sobre todo durante los primeros días. 

Asimismo, la subida de las temperaturas trae consigo el hecho de que muchas plantas y hortalizas puedan desarrollarse sin problemas. Hablamos de las verduras propias de la primavera. Por ello, si no sabes qué puedes plantar en tu huerto, te vamos a proporcionar una lista para saber qué plantar y cosechar en mayo. 

Qué hortalizas plantar en mayo

Aunque hay muchísimas hortalizas que se pueden cultivar durante este mes, en este artículo te vamos facilitar una lista en la que aparecen las que mejor se adaptan al clima primaveral. También pueden aparecer algunas que, pese a que son más propias o de finales del invierno o del verano, también se pueden plantar en primavera. 

Tomates (Solanum lycopersicum)

Los tomates son una planta cuyos frutos son muy apreciados en el campo de la gastronomía, ya que sirven para preparar todo tipo de platos. Se puede utilizar para preparar ensaladas o para hacer guisos y cremas de verduras, entre otros muchos usos.

Esta especie de planta puede encontrar en mayo uno de los meses más idóneos para crecer sin problemas y proporcionar frutos sabrosos y con buen tamaño. Esto se debe a que en los meses de invierno se puede forzar su plantación para obtener una producción temprana, que tiende a ser de peor calidad, por la influencia de las bajas temperaturas.

Sin embargo, en abril, aunque la temperatura es suave y por las noches puede llegar a ser fresca, durante el día puede hacer calor, y esto le viene muy bien a esta planta. 

Este tipo de cultivo necesita unos niveles de humedad constantes, especialmente si hace calor. Debes evitar que el suelo se seque completamente, pero también evitar que esté demasiado mojado. Ya que los encharcamientos le vienen bastante mal a esta planta.

El calabacín (Cucurbita pepo)

Es una verdura que proviene de la planta del calabacín o cucurbita pepo. Es muy apreciada por sus múltiples usos en el mundo de la gastronomía, ya que se puede utilizar para cocinar de una infinidad de maneras. Por ejemplo, se puede cocinar a la sartén o a la parrilla con aceite de oliva y algo de sal o también se puede utilizar para incluirla en cremas de verduras. 

Normalmente sus semillas se suelen preparar en semilleros durante los meses de enero y febrero. De esta manera se pueden desarrollar con tiempo y puedan estar listas para poderlas trasplantar al huerto en abril y en mayo. 

Si en marzo las noches todavía son frías y hay posibilidad de heladas, en abril tenemos la temperatura ideal para su cultivo. Esto se debe a que la planta del calabacín no soporta demasiado las bajas temperaturas y prefiere climas templados. Por eso, crece más fuerte y su producción es de mayor calidad cuando hace un poco de calor. 

La cucurbita pepo es una planta que debe regarse con frecuencia pero sin excederse. En la moderación está la clave, ya que no debemos mojar demasiado el sustrato para evitar encharcamientos. 

Las berenjenas (Solanum melongena)

La berenjena o solanum melongena es una hortaliza muy popular por su uso culinario. Suele ser un gran fruto de color morado muy oscuro con la piel muy tersa y brillante. Es originaria de las zonas tropicales y subtropicales asiáticas y existen distintas variedades dependiendo de la zona de origen. 

Es un cultivo que se suele cultivar en época estival, ya que requiere temperaturas relativamente altas y un clima más bien seco para poder crecer sin problemas. Sin embargo, el mes de abril ya ofrece un rango de temperaturas bastante adecuado para su desarrollo, ya que, aunque se puede cultivar en invierno, no soporta las heladas. 

Entonces, en mayo las puedes trasplantar o directamente las puedes plantar en el suelo. Entonces deberás regarlas con moderación pero procurando que la tierra no llegue a secarse por completo. 

El pepino (Cucumis sativus)

Es un tipo de planta que es familia tanto de los melones como de las sandías como de las calabazas o de los calabacines. Es una especie originaria de las regiones tropicales del sur de Asia que es ampliamente conocida por sus usos culinarios. Por ejemplo, se puede utilizar como ingrediente en las ensaladas y licuados o para realizar el popular gazpacho andaluz. 

Es una de las hortalizas que se siembran habitualmente en primavera, concretamente, durante el mes de abril. Sin embargo, también se pueden cultivar un poco antes, en marzo y un poco más tarde, en junio. Sin embargo, es en abril la época más propicia para obtener una buena producción de sus frutos. 

Se suelen sembrar tanto en semilleros como directamente en la tierra del huerto. Debes dejarla crecer en una zona soleada y regarla con abundante agua, especialmente si los días son muy calurosos. Además, es conveniente que prestes atención a su desarrollo, ya que es vulnerable a algunas plagas como los pulgones, la mosca blanca o la araña roja.

El perejil (Petroselinum crispum)

Se trata de un tipo de planta herbácea que es típica de la región mediterránea por lo que mucha gente la valora por sus usos culinarios o como adorno o aderezo para distintos tipos de platos. Aunque se puede plantar durante los meses de febrero y marzo, crece mucho mejor cuando hace una temperatura más templada. Esto convierte a abril en una de las temporadas más idóneas para su cultivo.

Es posible plantarla en semillero o al aire libre. Las semillas suelen tardar entre 15 y 30 días en germinar dependiendo de la temperatura ambiente. Si hace más calor, es probable que germinen antes. 

El perejil necesita que le de la luz del sol de manera indirecta. Además, debes regarlo con frecuencia para mantener la humedad del terreno, pero procurando que este no se encharque. 

El melón (Cucumis melo)

El melón es una especie vegetal que es familia de las cucurbitáceas, por lo que, como hemos visto, es familia del pepino, de la calabaza o de la sandía. Es originaria de Asia meridional y del continente africano. Se trata de un tipo de fruto muy apreciado en primavera y verano por su dulce sabor y sus usos culinarios. Se suele usar para hacer macedonias de fruta.

Aunque se puede empezar a plantar en marzo y en abril, es en mayo la mejor época para su cultivo. Esto se debe a que es un tipo de planta que no soporta ni el frío ni las heladas, por lo que suele crecer mejor cuando hace un calor moderado. Se puede cultivar enterrando las semillas en el suelo del huerto.

Esta planta debe regarse continuamente con agua, ya que estas frutas tienen gran cantidad de esta en su interior. Así, el suelo deberá estar considerablemente húmedo mientras tiene lugar su desarrollo. Sin embargo, es muy importante que el suelo no se encharque.

Qué hortalizas cosechar en mayo

A continuación te vamos a enseñar qué hortalizas puedes empezar a cosechar durante el mes de mayo. Recuerda que muchas de ellas deben haber sido plantadas unos meses antes dependiendo de su ritmo de crecimiento. Algunas, las de crecimiento lento, pueden haber sido plantadas hasta en diciembre o enero:

Fresas (Fragaria)

Se trata de una especie de planta que genera unos frutos de un fuerte color rojo. Estos se caracterizan por tener un sabor intenso que varía entre el dulce y el ácido y por tener las pequeñas semillas visibles en la parte exterior del propio fruto. Se utilizan para hacer todo tipo de postres y macedonias. Por ejemplo, es muy común comerlas acompañadas de azúcar y nata. 

Este vegetal se suele cultivar durante el invierno, ya que es entonces cuando resiste el frío, ya que entra en una “fase dormida”. Sin embargo, se dice que “despiertan” cuando comienzan a subir los mercurios, con la llegada de la primavera. Por ello, las más tardías, suelen estar listas para ser recolectadas a mediados de mayo.

Zanahorias (Daucus carota sativus)

Se trata de la forma domesticada de la zanahoria silvestre y es una especie de vegetal originario de Europa y de Asia sudoccidental. Puede ser de diferentes tonos de color, sin embargo, la mas conocida es la de tonalidad naranja. Su raíz, la zanahoria propiamente dicha, es la parte que más se utiliza en cocina.

Sus usos culinarios se extienden a multitud de platos. Con ellas se pueden hacer desde cremas de verdura, parrilladas o menestras hasta hervidos de verdura e incluso hummus.

Aunque la época perfecta para su cosecha es entre agosto y octubre, si se plantan en invierno, en semilleros protegidos del frío y de las heladas, pueden estar listas para ser recolectadas en abril o mayo. Es por esto que las incluimos como hortalizas que se pueden recoger durante el mes de mayo. 

Puerros (Allium ampeloprasum var. porrum)

El puerro o ajo puerro es una hortaliza que es familia tanto de la cebolla como del ajo y se cultiva desde hace miles de años. Por ello, se considera que puede ser originaria de Mesopotamia, Egipto o Turquía. 

Es muy valorado en el mundo gastronómico por su número reducido en calorías y por tener gran cantidad de fibra. Se puede consumir cocido o a la sartén. Con esta verdura se pueden hacer sopas, cocidos o cremas de verduras. 

Se suelen plantar a finales del otoño, durante el invierno e incluso a principios de primavera. Son de crecimiento lento, por lo que a partir de abril o mayo ya estarán listos para la cosecha.

Canónigos (Valerianella locusta)

Se trata de una planta herbácea de la familia valerianaceae que se puede utilizar en la gastronomía en crudo. Así, generalmente se puede utilizar como ingrediente para  ensaladas, o como condimento de platos. Son originarios de las zonas frías de Europa. 

Aunque son plantas que generalmente se deben plantar en junio para tener producción en otoño, en realidad se suelen plantar en invierno debido a su resistencia a las bajas temperaturas. Por ello, si las plantas en febrero o marzo, estarán listos para que los puedas cosechar en mayo. 

Espinacas (Spinacia oleracea)

Es un tipo de planta que se cultiva durante todo el año, que es originaria de la zona de la antigua Persia y que se caracteriza por tener unas hojas grandes y de color verde oscuro. Son muy valoradas desde el punto de vista culinario, ya que se pueden usar para hacer todo tipo de platos, como por ejemplo, el famoso potaje de garbanzos.

Aunque se pueden cultivar durante todo el año, la mejor época para hacerlo es entre finales de febrero y principios de marzo. De esta manera puedes evitar que tengan un sabor demasiado amargo y estarían listas para ser cosechadas durante el mes de mayo.

Te hemos explicado algunos de los ejemplos de frutas que se pueden plantar y cosechar durante el mes de mayo. No obstante, existen muchos otros ejemplos de hortalizas que también se pueden plantar durante esta época. Así que esperamos que este artículo te haya resultado útil para ampliar tus conocimientos generales sobre la horticultura. 

Share
Pin
Tweet