Qué plantar en octubre

Octubre es el décimo mes del año y uno de los meses centrales del otoño. En España, se caracteriza por tener unas temperaturas más bajas que en septiembre y por traer consigo días más grises y lluviosos. Así, las temperaturas durante este período del año no suelen exceder los 26ºC durante el día ni bajar de 15ºC durante la noche. 

Esta bajada de temperaturas tiene efectos en la temporada de plantas y hortalizas que podemos plantar en el campo, que son los propios de la temporada de otoño. Así, es el momento de recolectar la mayoría de las hortalizas que se han sembrado durante los meses de verano. Del mismo modo, se siembran las que van a cosecharse a las puertas del invierno. 

Durante este mes deberás de tener en cuenta únicamente los días en que haga más calor para regar tus cultivos y regular correctamente el riego. Esto se debe a que en octubre suele llover de manera intermitente y algunas plantas no toleran bien los excesos de agua. 

Por todo lo que acabamos de comentar, si estás pensando en sembrar durante este mes de temperaturas más templadas, te vamos a dar una lista de hortalizas que se pueden plantar y cosechar en octubre. De esta manera lo tendrás más fácil a la hora de elegir qué vas a cultivar y cómo debes hacerlo. 

Qué hortalizas plantar en octubre

Como te hemos comentado antes, octubre es un mes templado pero que puede tener variaciones de temperatura. Así, puedes tener días frescos y días cálidos. También es un mes que se puede considerar lluvioso, por lo que, como te hemos dicho, deberás prestar mucha atención al tiempo y al estado del terreno antes de regarlo. 

Antes de ver la lista, debes recordar que las plantas que vamos a nombrar en adelante son las que se van a recolectar a principios de la temporada de invierno. Por lo tanto, son hortalizas o bien propias de la temporada de otoño o bien las que se pueden plantar durante todo el año. 

Los guisantes (Pisum sativum)

Vienen de una planta herbácea que se llama pisum sativum y que es familia de las leguminosas. Es propia de la zona mediterránea aunque se cree que puede venir del Próximo Oriente. 

Al igual que ocurre con otras plantas leguminosas como las habas, son legumbres que se originan en las vainas que genera la pisum sativum. Estas se caracterizan por tener una forma cuasi esférica y ser de un color verde intenso y brillante y son muy apreciadas desde el punto de vista culinario. Ya que sirven para realizar multitud de recetas, como menestras o sopas. Además se pueden comer cocidos, fritos, al horno o deshidratados

Los guisantes se suelen sembrar de manera óptima en dos épocas del año. La primera a finales del otoño y la segunda a principios del invierno. Sin embargo la temporada se puede adelantar y comenzar a plantarse en octubre. Suelen tardar dos meses en estar listos para la cosecha, por lo que, si se plantan en octubre, estarán listos para ser recogidos en diciembre. 

Habas (Vicia faba)

Se trata de una planta que pertenece a la familia de las leguminosas o fabáceas cuyo origen se considera entre Asia Menor y el norte de África. La humanidad las ha cultivado y consumido desde la Antigüedad debido al valor de sus frutos. 

Las habas en realidad son semillas que crecen en el interior de unas vainas, como ocurre con el guisante. Son unas legumbres de color verde apagado que tienen muchas maneras de ser cocinadas: tanto en ensaladas y en menestras como fritas o deshidratadas.

Se suelen plantar justo en el arranque de la temporada de otoño, en septiembre, pero eso no quiere decir que no se puedan plantar de forma tardía en octubre. Es un tipo de vegetal que sobrevive bastante bien cuando se expone tanto a las altas temperaturas como al frío intenso. Como su crecimiento es lento, si se plantan en octubre, podrán ser cosechadas en pleno invierno.

Brócoli (Brassica oleracea var. italica)

También conocido como brécol, es una planta de la familia de las brasicáceas que está emparentada con otras hortalizas como la coliflor, el repollo o la col de Bruselas. Por ampliar, tenemos que decir que es originario de las costas del Mediterráneo Oriental y de Oriente Próximo.

Se trata de una planta de tallo gordo que forma pellas de color verde rematada por grandes flores de color verde intenso que recuerdan a la forma de un árbol. Es una verdura muy polémica, ya que tiene grandes grupos de amantes y detractores muy polarizados debido a su textura y su sabor.

El brócoli es una verdura cuya temporada de plantación es en otoño e invierno, por lo que octubre es uno de los meses más indicados para sembrarlo. Esto se explica porque es una especie que requiere temperaturas templadas y frescas para poder crecer de manera adecuada. 

Para sembrarlos debes obtener semillas y plantarlas en semilleros al aire libre hasta que germinen y alcancen los 10 -15 cm de altura. Es entonces cuando debes trasplantarlos al aire libre en el huerto y regarlas con humedad constante.

Son de crecimiento moderadamente lento, por lo que pueden estar listos para su recolección en 3 meses. Así que si los plantas en octubre, podrás cosecharlos en enero. 

Acelgas (Beta vulgaris var. cicla)

Se trata de una clase de hortaliza que se caracteriza por tener unas grandes hojas de color verde intenso y unas pencas blancas. Se considera que son originarias de Europa y del norte de África. Son valoradas desde el punto de vista culinario, ya que se pueden consumir de diferentes maneras, tanto en crudo como cocinadas. Su aspecto, textura y sabor puede recordar al de las espinacas. 

Las acelgas prefieren vivir en climas templados, aunque no sobreviven en las épocas de frío intenso. Por eso, se suele sembrar entre marzo y octubre, siendo octubre el último mes más apropiado para obtener una cosecha de calidad. 

Además, son de crecimiento medio, por lo que tardan casi dos meses en crecer. Es por ello por lo que, si se cultivan en octubre, estarán listas para la cosecha de diciembre. Eso sí, deben regarse moderadamente para mantener la tierra húmeda sin llegar a encharcar el suelo. 

Qué cosechar en otoño

Hemos echado un vistazo a aquellas hortalizas que se pueden sembrar en otoño. Pero debemos tener en cuenta que estas van a estar listas para que sus frutos se recolecten prácticamente en invierno. 

Ahora vamos a ver qué frutos que se han plantado meses atrás, en la época estival van a estar listos para ser recolectados durante el mes de octubre. 

Calabazas (Cucurbita)

La calabaza es una planta de la familia de las cucurbitáceas que se considera originaria de Centroamérica, aunque existen fuentes que indican que son originarias de Asia. Se trata de un tipo de planta que produce unos frutos de tamaño bastante grande, de color naranja y que son muy conocidas por ser utilizadas en Halloween, en Estados Unidos, a finales de octubre. 

Este tipo de planta es familia del melón, del pepino o del calabacín. El fruto que produce esta planta es de color naranja intenso y con una piel muy gruesa. Sin embargo en su interior es muy tierna y posee un sabor dulce cuando se cocina al horno o en sartén. Además, se valora mucho en el mundo de la repostería, ya que sirve para hacer todo tipo de cremas que se utilizan para hacer tartas y pasteles. 

Se planta mediante semillas a finales de la primavera y durante el verano, pero, como su crecimiento es muy lento, no se recolectan en verano, sino en la temporada de otoño, siendo octubre y noviembre los meses en los que la producción de calabazas es mayor. 

Ajos (Allium sativum)

El ajo común es una especie de planta que se considera familia de las cebollas, del puerro o del cebollino, entre otras. Se considera una especie originaria de Asia central.

Se caracteriza por ser una planta bulbosa de aspecto rústico en cuyo interior crecen los bulbos que conocemos como dientes de ajo. Suelen estar cubiertos bajo una serie de capas  de hojas blancas o de color rosado. Su sabor es muy intenso y picante, por lo que se utiliza como condimento y para realizar todo tipo de recetas.

Los ajos se suelen plantar enterrando uno de sus bulbos bajo el sustrato húmedo durante dos épocas al año: de octubre a noviembre y de enero a marzo. Esto se debe a que son plantas que requieren una temperatura moderada para poder desarrollarse como es debido.

Su crecimiento es lento, por lo que puede tardar entre tres y cinco meses en estar listo para la cosecha. Son muy resistentes al invierno y al frío, por lo que es mejor plantarlo en primavera y otoño evitando los meses más calurosos.

Tomates (Solanum lycopersicum)

Los tomates son una planta cuyos frutos son muy apreciados en el campo de la gastronomía, ya que sirven para preparar todo tipo de platos. Se puede utilizar para preparar ensaladas, para hacer guisos, cremas o caldos de verduras, entre otros.

Es una planta que se suele plantar durante los meses de verano, por lo que necesita calor y buenas temperaturas para crecer. Su crecimiento es variable, ya que si hace calor, se desarrolla antes, en menos de 50 días, pero si hace frío puede llegar a tardar 75 días en desarrollarse. 

Es por esto que en octubre encontramos el último mes en que se pueden recolectar los tomates que se han plantado en verano. Estos se deben haber plantado durante el mes de agosto. 

Calabacines (Cucurbita pepo)

La planta del calabacín o cucurbita pepo es originaria de América, aunque se importó a Europa hace cientos de años. Es de la familia de los melones, las sandías, los pepinos o las calabazas y proporciona, de hecho, unos frutos que son muy similares a los pepinos, pero considerablemente más grandes.

Es muy apreciada por sus múltiples usos en el mundo de la gastronomía, ya que se puede utilizar para cocinar de una infinidad de formas. Por ejemplo, se puede cocinar a la sartén o a la parrilla y consumir con aceite de oliva y algo de sal. Con este tipo de verdura también se pueden realizar cremas de verduras. 

Este tipo de planta puede tardar entre 40 y 60 días desde que se planta hasta que sus frutos están listos para ser recolectados. Es por ello que, si se ha sembrado en agosto, los calabacines podrán ser cosechados durante el mes de octubre. 

Así, terminamos con la lista de las plantas y hortalizas que deben plantarse y cosecharse durante el mes de octubre. Obviamente no hemos incluido en la lista todos los ejemplos, ya que el artículo se haría demasiado largo. 

Esperamos que esta lectura te haya servido para para saber qué debes plantar en octubre. Así podrás saber qué precauciones tomar para procurar que tus cultivos crezcan más sanos y proporcionen una cosecha de calidad.

Share
Pin
Tweet