4 repelentes naturales para la mariposa de los geranios

Cuando realizamos una plantación, tanto en nuestro huerto como en nuestro jardín o en una maceta para decorar el interior del hogar, una de las cosas que más nos preocupa es que le pueda afectar una plaga.

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, una plaga es una “aparición masiva y repentina de seres vivos de la misma especie que causan graves daños a poblaciones animales o vegetales”, por lo que, con la llegada de una plaga, nuestras plantas y cultivos pueden estar en peligro.

Entre la multitud de insectos que se pueden considerar una plaga, encontramos la mariposa del geranio, también conocida como “taladro del geranio”. Esta suele revolotear alrededor de los geranios y, aunque puede parecer inofensiva, cuando se presentan multitud de estos insectos, pueden arruinar en muy poco tiempo un ejemplar de geranio. 

Se trata de una polilla que proviene de África y, aunque hace unos años era totalmente desconocida en nuestras tierras, ha comenzado a considerarse una plaga en territorio español. 

En áfrica tienen depredadores naturales que controlan su población. Sin embargo, en territorio peninsular no hay un depredador específico que se alimente de ellas, por lo que se reproducen con mucha facilidad y se han convertido en una plaga que se come las flores de los geranios en pocos días. 

Pero te preguntarás ¿cómo lo hace?, ya que las mariposas no pueden morder las hojas. En realidad ocurre lo siguiente: las mariposas fecundadas depositan sus huevos en las flores de geranio. Cuando las larvas nacen, comienzan a alimentarse de la flor y terminan por comerse todo el tallo. 

Por eso, en este artículo te vamos a decir cómo puedes evitar su aparición mediante el uso de 7 repelentes naturales para la mariposa de los geranios. Sin embargo, lo primero que debes hacer es aprender a detectarla. 

Consejos para detectar la mariposa de los geranios

Para detectar la mariposa de los geranios, debemos observar con cuidado nuestros geranios y estar atentos ante cualquier anomalía. Esto se debe a que su invasión suele ser silenciosa y es difícil de detectar antes de que produzcan graves daños a la planta. Además, existen épocas específicas al año en las que estas mariposas se reproducen con mayor facilidad. 

  • Planta débil y con mal aspecto. Si notas que desde hace un tiempo tus geranios están creciendo peor, que parecen tener pocas fuerzas y las flores son más débiles, es probable que la planta esté sufriendo el ataque de las orugas de la mariposa del geranio.
  • Mal aspecto de los capullos. Los capullos deben crecer sanos y con buen aspecto. Si observas que estos crecen con un color más oscuro de lo normal o carecen de pétalos, es un signo que alerta de este tipo de plaga. 
  • Observa los tallos y las hojas. Si descubres indicios de excrementos de mariposa o de sus larvas en ellos, y estos se mantienen en el tiempo, puede indicar la presencia de esta plaga. 
  • La presencia de la propia mariposa. Si observas un espécimen de este insecto revoloteando alrededor de las flores de tus geranios, es probable que esté buscando un lugar donde depositar sus huevos o ya lo haya hecho. 
  • Las mariposas del geranio aparecen cuando hace calor. Este tipo de insectos suele hacer acto de presencia cuando hace una temperatura superior a los 20ºC durante el día. Esto comienza a suceder durante la primavera y se extiende hasta mediados de otoño. Por lo tanto, si tienes geranios, deberás extremar las precauciones. 

Ahora vamos a ver qué podemos hacer al respecto para evitar su aparición entre nuestros geranios. Existen multitud de maneras de realizarlo, como por ejemplo, el uso de repelentes químicos de fabricación industrial. Sin embargo, no creemos necesario utilizarlos, ya que podemos lograr grandes resultados con repelentes naturales. 

Aceite de Neem

Se extrae de las raíces del árbol del Neem, cuyo nombre científico es Azadirachta Indica, y que es propio de la India. También se puede extraer de sus hojas, flores, semillas y frutos además de las raíces.

El aceite de Neem tiene usos medicinales y estéticos y funciona como repelente frente a distintos tipos de plagas. Así, se utiliza para alejar a garrapatas, pulgas, piojos y otros insectos, entre los que se encuentra la mariposa del geranio. 

No es un producto tóxico ni químico y es inocuo para el ser humano,  por lo que no solo no irrita la piel, sino que se utiliza como ingrediente para aceites corporales y para jabones, cremas y champús por sus propiedades regenerativas e hidratantes.

Infusión de ajo

Es uno de los remedios naturales más efectivos para repeler la mariposa de los geranios y sus orugas. Para fabricarlo sólo necesitas moler unos cuantos ajos en un recipiente, añadir agua, remover y poner a hervir.

Cuando hierva, debes esperar a que se enfríe y ponerlo en un recipiente que disponga de pulverizador. Luego tan sólo tienes que pulverizar tus geranios cada dos semanas para mantener estas molestas mariposas a raya. Además, no sólo repele a las mariposas, sino al pulgón, las cochinillas, los ácaros y la mosca blanca. 

Plantar variedades de geranio que repelen la mariposa

Si bien este insecto es conocido como la mariposa de los geranios, existen algunas variedades de geranios que las repelen de manera natural. Por ejemplo, el geranio de pensamiento (Pelargonium grandiflorum) es una variedad de la misma especie a la que esta mariposa no se acerca. Así pues, tampoco se acerca al geranio aromático o Pelargonium graveolens. 

Sin duda, la mejor manera de plantar un geranio en tu terraza, balcón o jardín sin que se vea afectado por la mariposa de los geranios es plantando uno de la misma especie pero que repele este tipo de insectos. Aseguramos que resulta una de las maneras más efectivas de despreocuparse de este tipo de plaga. 

Bacillus thuringiensis

No es una manera de repeler a las mariposas, sino de atacar directamente a las orugas a través de su sistema digestivo. Debes aplicar esta bacteria, diluida en agua, pulverizando directamente sobre las hojas y flores del geranio. 

De esta manera, cuando nacen las larvas y comienzan a comerse el geranio, las bacterias entran en el sistema digestivo de las orugas y las debilitan desde dentro. Esta bacteria impide que sigan comiendo y las elimina en muy poco tiempo. 

Se trata de una medida drástica y rápida que puede utilizarse cuando la planta ya está infectada de las orugas de la mariposa del geranio. 

Esperamos que con este artículo hayas aprendido a identificar la mariposa del geranio y las maneras más efectivas de prevenir su aparición. Cualquiera de ellas debería mantener a raya este tipo de insectos y sus larvas y permitirte disfrutar de unos geranios de aspecto saludable en tu terraza, balcón o jardín.

Share
Pin
Tweet