Flores de otoño preciosas que nos encantan

Las flores se asocian muy a menudo a la primavera y a la temporada de verano. Nos alegran la vida con la llegada del buen tiempo, llenando de color los balcones y jardines. Los amantes de las plantas suelen disfrutar de ellas en su propio hogar, porque además hacen una excelente labor decorativa.

Sin embargo, esta explosión de vida no tiene que finalizar cuando acaba la estación calurosa. Existen flores fantásticas que tienen su momento de esplendor en la temporada de otoño y que puedes incorporar en tu terraza para conservar esa maravillosa visión que te ofrecen.

¿Sabes cuáles son las más bonitas en esta época del año? Hemos elaborado una lista con las flores de otoño que son preciosas y que nos encantan para que tengas algunas buenas ideas y puedas incorporarlas en tu decoración, ¡echa un vistazo!

Las flores de otoño más bonitas

Las flores de otoño suelen pertenecer a las plantas que son más resistentes y que se pueden cuidar con mucha facilidad, ¡son todo ventajas! Salen a la luz justo cuando las del verano se apagan y nos abandonan hasta el año siguiente, por lo que te garantizan la conservación de la frondosidad en tu jardín o balcón.

Una buena idea es mezclar plantas que florecen en diferentes épocas del año para que siempre tengas un bonito paisaje que admirar en tus zonas exteriores. Aquí te vamos a mostrar una selección con las flores que nos parecen más bonitas en esta temporada y que consideramos que te van a encantar.

Las anémonas de otoño

Las anémonas de otoño son las variantes denominadas como Hupehensis y están entre las más preciosas de esta lista. Si reciben los cuidados adecuados, estas plantas pueden florecer año tras año en la misma ubicación, dando lugar a hermosas flores de colores en diversas tonalidades suaves que pueden ir desde el rosa pastel hasta el blanco.

Esta variante en concreto se debe plantar durante la primavera y en una maceta que sea lo suficientemente grande, tanto en un balcón como en un jardín, y de esta forma se consigue que den flores con la llegada del otoño. Crece muy bien en entornos que presentan un grado de humedad elevado y que tienen sombras, pero no se llevan bien con el viento fuerte o el sol directo. 

Los crisantemos

Una de las cualidades de los crisantemos es que se hacen muy sencillos de cuidar, por lo que harán un buen servicio a las personas que están más ocupadas en esta época del año y no tienen tanto tiempo que invertir en sus plantas. En un ambiente propicio te van a proporcionar bonitas flores de diversos colores como el malva o el amarillo y lo harán desde agosto hasta el mes de diciembre.

También son muy versátiles a la hora de cultivar, pues sobreviven a la perfección en un macizo de flores o en un macetero que se puede incorporar en la terraza. Lo que necesitan es un poco de sol, sin excesos. La hibernación la pueden hacer al aire libre perfectamente si dispones de un jardín y las cubres un poco, o bien en una habitación que se mantenga fresca y que no tenga una calefacción muy potente en el invierno.

Las dalias

Las dalias están entre las plantas más elegantes y sofisticadas que puedes encontrar para esta temporada. Mientras todo se tiñe de marrón y gris, ellas nos dan flores muy grandes con colores intensos que lo alegran todo. Su floración empieza en el verano, pero se va a extender hasta la llegada del mes de diciembre.

Son plantas que van a necesitar generalmente la exposición al sol para prosperar, así que conviene dejarlas al aire libre o cerca de una fuente de luz natural. También hay que cuidar su riego en los días en los que las temperaturas son muy elevadas, pues necesitan de esta humedad para sobrevivir.

Los gladiolos

Es conveniente que los gladiolos se planten en una zona que cuente con espacio suficiente, por lo que lo ideal es contar con un jardín para ello. Lo decimos porque van a sobrepasar el metro de altura, y puede que se coma los balcones pequeños. Nacen flores muy bonitas en la temporada de otoño, que son de diversos colores, y en invierno basta con mantener la planta en un lugar que sea oscuro y fresco.

En general van a vivir bien en zonas con climas templados, con 12 horas de sol al día y una media de 20º de temperatura. El riego que necesita es muy abundante para sobrevivir, así que este es un aspecto que habrá que cuidar para que esta planta se desarrolle como se espera.

Los ásteres

Como ocurre con otras plantas de esta lista, hay variedades de ásteres para todos los gustos. La buena noticia es que algunas de ellas son de las que florecen en otoño y nos pueden alegrar el jardín en este momento del año en el que se marchita todo lo demás. No obstante, algunas de sus variantes pueden crecer muy bien en las macetas y permiten ser incorporadas en balcones o terrazas con facilidad.

¿Cómo pueden desarrollarse mejor? En lugares que son soleados y que tienen suelos sueltos. Pese a que varias de estas especies prosperan muy bien ofreciendo flores en otoño y sobreviven en invierno, a algunas les cuesta mucho el periodo de hibernación. Para ellas, hay que intentar poner protección hacia las temperaturas bajas y un buen abono.

Las begonias

Las begonias son plantas bastante versátiles que pueden presentar flores muy bonitas desde el verano hasta el otoño. Lo mejor es que se adaptan muy bien a todas las circunstancias, por lo que son aptas para los que tienen jardín, los que quieren ponerlas en un interior o bien en los balcones. También superan con nota la temporada de invierno.
Si bien es cierto que necesitan luz, pueden vivir en lugares algo sombrados sin enfrentarse a ningún problema. Lo que tendrás que hacer si las adoptas es regar las flores cada dos o tres semanas sin excesos, pues no aguantan bien la saturación de humedad.

Share
Pin
Tweet