Las 6 flores más duraderas para cementerio

Independientemente de la cultura o del país, los seres humanos hemos desarrollado la necesidad emocional de seguir recordando a los seres queridos que han fallecido para sentir que, de alguna manera, siguen presentes en nuestra vida. 

Aunque todos tenemos presente día a día a algún ser querido que ha fallecido, se suelen hacer una especie de “rituales” u ofrendas para mostrar a los muertos que los vivos no los hemos olvidado. Esto es algo que sucede en la mayoría de las culturas y, por eso, en la nuestra se celebra, el 1 de noviembre, el Día de Todos los Santos. 

Aunque el Día de Todos los Santos tampoco es el único día en que se pueden hacer ofrendas, sino también se puede celebrar el cumpleaños o cualquier otra fecha señalada de la vida del fallecido o de sus familiares. 

Este tipo de ritos se basan en visitar la tumbas de los fallecidos ciertos días del año y llevarles a modo de ofrenda coronas, ramos o cestos con flores. Estas se pueden dejar sobre las tumbas o cerca de ellas. Además, durante el Día de Todos los Santos, la gente acude al cementerio para pasar la tarde en familia. Así se suele llevar dulces tradicionales como los huesos de santo o los buñuelos de viento. 

Pero, si nos centramos en las flores que se depositan sobre las tumbas, queremos que adornen la tumba y se mantengan frescas y en perfectas condiciones durante el máximo tiempo posible. Por ello, nos interesa elegir las flores más aptas para ello y que sean de la mejor calidad. 

No queremos que se marchiten pasados un par de días o que presenten mal aspecto al poco tiempo de entregarlas al difunto. Ya que queremos mostrar nuestro respeto. Por eso, en este artículo te vamos a mostrar las 6 flores más duraderas para el cementerio. 

Crisantemos (Chrysanthemum)

Tradicionalmente, se usan porque es una de las pocas plantas capaces de producir flores durante el inicio de la temporada otoñal. Resisten las bajas temperaturas y florecen de una manera espectacular incluso con temperaturas bastante bajas. Por eso, era muy usado para la festividad del Día de Todos los Santos el 1 de noviembre. 

Además, tienen la peculiaridad de poseer un agradable y dulce olor. Este, servía, de manera tradicional, para tapar el mal olor de la descomposición de los cuerpos de los fallecidos. Es por eso que, en nuestro país, los crisantemos se relacionan con la tristeza y con la muerte. 

Pero lo cierto es que siguen siendo muy usadas en los cementerios ya que son de las flores que resisten más tiempo intactas después de haberse cortado. Tanto es así que pueden llegar a mantenerse frescas durante un mes si reciben los cuidados adecuados. Por ejemplo, hay que cambiarles el agua cada dos días como mínimo. 

Claveles (Dianthus caryophyllus)

Los claveles suelen ser actualmente la flor que más se suele elegir para decorar las tumbas de los cementerios, especialmente durante el 1 de noviembre. Normalmente se suele utilizar el clavel común y su color puede ser rojo intenso, rosa o blanco para ornamentar coronas o ramilletes. 

Son plantas muy aromáticas, ya que son capaces de llenar habitaciones bastante grandes con su olor característico. Además, una vez cortados, pueden mantenerse frescos durante bastante tiempo, de 8 a 12 días si les cambias el agua de vez en cuando. 

Las margaritas (Bellis perennis)

Las plantas de la familia Asteraceae, como las margaritas, la dimorfoteca o la equinácea, son plantas ornamentales que también se suelen utilizar en el mundo funerario para decorar tumbas. 

Las asteráceas se caracterizan por producir flores con un disco central de tamaño y color variables que a su vez se rodea de unos pétalos también de color y tamaño variable dependiendo de la variedad. 

Se pueden disponer en coronas de flores, cestos o ramilletes. Pueden ser de multitud de colores diferentes, desde el el blanco, el amarillo, el naranja, el rojo, el rosa, el violeta e incluso el azul. Además, pueden aguantar en perfectas condiciones hasta unos 10 días si sus tallos se sumergen en agua.

Esto permite crear ramos muy elegantes y variopintos, de gran belleza, que poder entregar como ofrenda a nuestros seres queridos que hayan fallecido. Son símbolo de pureza y lealtad, lo que también convierte a las margaritas en portadoras de un bonito y bello mensaje. 

Los lirios (Lilium candidum)

Los lirios, también conocidos como azucenas, son plantas herbáceas de la familia de las iridáceas que se caracterizan por poseer un tallo recto y vertical y unas hojas duras y extremadamente alargadas de color verde intenso. 

Se conocen mejor por la flor grande, blanca y en forma de campana estrellada que producen. Aunque la más conocida es la variedad de flores blancas, existen otras de otros colores como, por ejemplo, naranjas o rosas. También debemos destacar que desprenden un agradable aroma que se asocia con la paz del alma de los difuntos.

Los lirios se pueden utilizar para formar, junto con otras flores, como las margaritas o los claveles, elegantes ramos o coronas de flores. Se suelen utilizar mucho para decorar tumbas en los cementerios porque aguantan bastante tiempo frescas después de ser cortadas. De hecho, mientras reciban los cuidados adecuados y se les cambie el agua a diario, pueden aguantar intactas hasta dos semanas.  

Orquídeas (Orchidaceae)

Las orquídeas son una familia de plantas tropicales que destacan por poseer unas flores de formas y colores variados de gran complejidad. Suelen crecer en primavera y en verano y pueden llegar a sobrevivir intactas hasta tres semanas desde que se cortan si se cambia el agua cada dos o tres días. 

Al igual que hemos dicho de las anteriores, las orquídeas se pueden usar para decorar coronas y ramos de flores con una exquisita elegancia. Sus variadas formas y colores permiten crear composiciones de gran belleza. Esto, sumado a que duran bastante tiempo después de ser cortadas, las convierten, junto con los crisantemos, en las plantas más longevas e indicadas para los cementerios. 

Las rosas 

Las rosas siempre son una apuesta segura y estética. Se caracterizan por ser de las flores más elegantes que existen, pero en los cementerios se suelen usar flores blancas, rojas o de color rosa. Las rosas son flores producidas por el rosal, pueden ser de un tamaño variable dependiendo de la variedad y se caracterizan por poseer gran cantidad de pétalos y un aroma dulce muy reconocible.

Se utilizan para formar coronas y ramos de flores ya que es una apuesta muy elegante y clásica. Sin embargo, no es la flor más duradera desde que se cortan, y por ello las dejamos en el último lugar. Como mucho, pueden sobrevivir entre cinco y siete días. 

En este artículo te hemos enseñado cuáles son las 6 flores más duraderas para el cementerio. Esperamos que, cuando llegue el próximo día de Todos los Santos, consultes nuestra lista y elijas una de ellas. Ya que, de elegir alguna, estarás seguro o segura de que durarán más de una semana una vez cortadas. Eso sí, debes de aportar algunos cuidados y cambiarles el agua de vez en cuando para que duren bastante más.

Share
Pin
Tweet