9 plantas de interior sin flor bonitas

Existen infinidad de tipos de plantas y arbustos que sirven para decorar calles, jardines, parques, terrazas e interiores. Cada una de ellas necesita unas condiciones distintas para poder crecer y desarrollarse. Algunas necesitan mayores niveles de humedad y otras, prefieren entornos más secos e incluso pueden sobrevivir mucho tiempo sin agua.

Así, algunas pueden vivir en climas cálidos o frescos e incluso hay algunas que pueden vivir sin la exposición directa a la luz solar. Normalmente hablamos de plantas con sombra o de sol. Sin embargo, podemos hacer otra clasificación distinta entre plantas de interior o exterior.

Las plantas de exterior son aquellas que crecen en lugares abiertos o en plena naturaleza. Pueden estar ubicadas en parques, en avenidas, jardines e incluso en terrazas. 

Sin embargo, las plantas de interior son aquellas que se cultivan dentro de cualquier edificio, en casas, u oficinas. Este tipo de vegetales suelen ser tropicales, por lo que encuentran en estas zonas techadas el clima adecuado para desarrollarse, ya que les proporciona las condiciones más idóneas para crecer. 

Puede que no tengas muy claro a qué me refiero, y por eso, en este artículo vamos a hablar de las mejores 9 plantas de interior sin flor. Pero antes de centrarnos en la lista, creo que es conveniente definir las características de las plantas de interior de una manera más detallada. 

Características de las plantas de interior

Una vez te hemos explicado de manera superficial qué son las plantas de interior, vamos a tener que profundizar más. Por ello, ahora te proponemos ver algunas de sus características de manera más detallada y completa. 

Crecen correctamente en espacios interiores. Este tipo de plantas encuentran en lugares techados y cerrados el lugar ideal para crecer. 

Suelen ser plantas tropicales. Este tipo de plantas están acostumbradas a vivir con poca luz solar, ya que crecen a la sombra de plantas y árboles mucho más grandes que le tapan la luz. 

Necesitan humedad constante. Sin embargo el sustrato no debe estar demasiado mojado ni encharcado para que no se puedan sus raíces. También hay que añadir que no toleran nada bien la sequía. 

No necesitan tanta luz. Como hemos dicho, suelen ser plantas tropicales que crecen a la sombra de grandes árboles. Por eso, situarlas en el interior, en una zona donde reciban la claridad proveniente de una ventana, es suficiente para que crezcan sanas. 

Necesitan un clima templado. Normalmente, este tipo de plantas crece mejor cuando se exponen a una horquilla de temperaturas entre los 16ºC y los 25ºC.

Necesitan una maceta adecuada. Esta no debe ser ni demasiado pequeña ni demasiado grande, ya que necesitan espacio. Además, si esta es de un tamaño excesivo, tenderá a retener más humedad y esto podrá terminar dañando las raíces. 

Una vez has atenido a estos consejos para conocer más este tipo de plantas de interior, te proponemos la lista para que puedas elegir cuál quieres plantar en tu hogar. 

Los helechos (Pteridium aquilinum)

Los pteridium aquilinum son una especie de helechos que habita en prácticamente todos los continentes con la excepción de la Antártida. Son plantas originarias de las zonas ecuatoriales, tropicales y subtropicales húmedas y se consideran una de las especies vegetales más antiguas del planeta. 

Se caracterizan por ser plantas vasculares que carecen de flores, frutos y semillas. Poseen unas grandes hojas que a su vez funcionan como ramas y albergan hojas más pequeñas. 

Son plantas tropicales de zonas húmedas que crecen a la sombra de grandes árboles. Por ello, es necesario destacar que necesitan niveles altos de humedad y no toleran la exposición directa a la luz solar. Es por esto por lo que un helecho es una de las mejores opciones para plantar en el interior de tu hogar.

Cactus (Cactaceae)

Son plantas originarias de América y de África que suelen crecer en zonas desérticas y tropicales. Se suelen utilizar mucho para realizar decoraciones de interior, por ejemplo, para decorar el escritorio de tu despacho o la mesa de tu oficina. 

Se basan en el tallo como característica principal de la planta. Este es grueso y, por lo general, de color verde y suele contener mucha agua en su interior. Por su parte, las hojas han quedado reducidas a espinas, por lo que es el tallo directamente el encargado de hacer la fotosíntesis. Puede producir flores de manera esporádica, pero habitualmente se muestra sin flor. 

Necesitan ambientes secos y requieren grandes cantidades de luz, por lo que deberías situarlos frente a una ventana o dejarlos en una zona bien iluminada. Son, además, muy fáciles de cuidar, por lo que son ideales para decorar espacios de interior. 

Monstera (Monstera deliciosa)

Las monsteras se conocen también con el nombre de costilla de Adán. Son unas plantas trepadoras que son propias de las selvas tropicales originarias de América del sur, concretamente de la zona central del continente. 

Se caracterizan por poseer un tallo grueso del que crecen grandes hojas verdes y brillantes. Estas son lobuladas y pueden presentar agujeros. Al ser una planta tropical, está acostumbrada a no recibir gran cantidad de luz solar, lo que la hace perfecta para decorar el rincón de tu salón, ya que puede llegar a crecer hasta dos metros de altura. 

La calatea (Calathea ornata)

Todas las plantas de la especie calathea son famosas por su característico y vistoso follaje. Son originarias de América del sur, concretamente son oriundas de Colombia y Venezuela. Suelen crecer en bosques tropicales y ligeramente húmedos.

Se caracterizan por ser plantas herbáceas cuyas hojas pueden poseer un extraordinario colorido con alternancia de colores verdes, rosas y rojos. Sus tallos crecen directamente desde la tierra y se expanden alrededor.

Como hemos dicho, es una planta tropical, por lo que crece a la sombra de otros árboles más grandes. Por ello, no es conveniente plantarlas donde reciben luz solar de manera directa, por lo que son ideales para plantarlas en una maceta y situarlas cerca de una ventana. Eso sí, asegúrate de que reciben la suficiente cantidad de luz, ya que de no ser así, pueden empezar a perder hojas rápidamente. 

Palmera kentia (howea forsteriana)

Es una planta originaria de Australia pese a su aspecto llamativo y tropical. Por ello, es la mejor opción para aquellas personas que no viven en zonas de clima tropical y quieren tener en su hogar una planta que le de este aspecto exótico. 

Es una planta bastante resistente en cuanto a temperaturas, ya que puede resistir en aquellos climas que tengan un rango térmico entre los 38ºC y los -4ºC. Se caracteriza por un tronco leñoso del que crecen unas hojas verdes que recuerdan a las palmas de una palmera.

Esta planta no soporta bien los entornos muy húmedos, ya que se pueden pudrir sus raíces con facilidad. En estado salvaje suele crecer lentamente al abrigo de otros árboles más grandes y no suele recibir la luz del sol de manera directa. Con ubicarla en una habitación donde haya un ventanal por el que entre indirectamente la luz del día, es suficiente. Así, es perfecta para ser cultivada en interiores.

Planta Kris (Alocasia Sanderiana)

Es una planta herbácea que puede superar el metro y medio de altura, que es originaria de Asía, concretamente de la zona de Filipinas. Es conocida por la forma de sus hojas, ya que se parecen a las orejas de un elefante o a una flecha.

Así, se trata de una planta de interior que produce unas hojas de gran tamaño de color verde que tiene matices blanquecinos o de un tono verde más claro. En condiciones óptimas, puede florecer, pero normalmente cuando se sitúa en espacios interiores no florecerá.

Como ocurre con muchas otras plantas tropicales que hemos nombrado ya en este artículo, la Alocasia Sanderiana está habituada a crecer a la sombra de grandes árboles. Por ello, no necesita recibir la luz solar de manera directa, ya que tiene unas grandes hojas que absorben completamente la luz del entorno. Por ello, es una planta que se recomienda para decorar espacios interiores, ya que, además, es muy estética. 

Pino de la Isla Norfolk (Araucaria heterophylla)

Estos arbolitos se suelen utilizar para decorar los hogares como árboles de navidad, aunque sirven para decorar el interior de las casas durante cualquier temporada. Son plantas muy estéticas que recuerdan mucho a las coníferas. 

Pero no debes dejarte engañar por su aspecto, ya que, en realidad los pinos de Norfolk son árboles tropicales y, por lo tanto, no soportan las bajas temperaturas. Así, estos pinos requieren una buena cantidad de luz al día para hacer la fotosíntesis. 

Por ello, si las sitúas en el interior de tu hogar, debes tener en cuenta que el sol debe incidir de manera directa sobre sus hojas. Por ello, te recomendamos colocar este árbol en una maceta frente a una ventana que esté orientada hacia el mismo. 

Palmera parlor (chamaedorea elegans)

Se suele conocer también con los nombres de palmera de interior o palmera de salón. Es una de las plantas de interior más valoradas por su aporte estético a la decoración y porque es bastante sencilla de cuidar.

Aunque no lo parezca, es una planta tropical que suele proceder de la zona de Centroamérica. Además, no suele crecer más de los dos metros de altura como mucho y por ello se adapta perfectamente a los espacios de interior. 

En sí, para mantenerse, necesita temperaturas cálidas y un clima soleado, ya que es una planta tropical. Por eso, si vives en una zona más bien fría, es perfecta para ubicarla en el interior de tu hogar. Debe estar en una habitación bien iluminada, pero da igual si la sitúas frente a la ventana o en un rincón. ya que va a recibir la luz que necesita igualmente. 

Drácena (Dracaena Marginata)

Es una planta arbustiva perenne de origen tropical que procede de la isla de Madagascar, en África y que se caracteriza por producir varios troncos que a su vez producen unas hojas muy finas. Estas hojas se mantienen verdes durante todo el año y sus bordes suelen ser de color rojo.  

Si quieres una planta sin flor estás de suerte, ya que esta especie sólo florece en su hábitat natural. Sus flores son blancas y pequeñas, pero si tienes esta planta en tu hogar, lo más seguro es que nunca las veas.  

Se trata de una de las plantas de interior más resistentes que, además no requiere demasiados cuidados, ya que puede sobrevivir tanto en interiores como en exteriores, tanto con luz directa o indirecta. Además, es muy bonita y le puede dar un toque exótico a tu hogar, por lo que deberías tenerla en cuenta. 

Hasta aquí hemos visto las mejores 9 plantas de interior sin flor. Esperamos que este artículo te haya ayudado a aclarar tus ideas. Sobre todo, si estás pensando en plantar una planta en el interior de tu hogar o en tu oficina. Estamos seguros que, entre todas las opciones que te hemos mostrado, puede encontrarse la que buscas.

Share
Pin
Tweet